1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>
Martes, 25 Junio 2019 08:38

CORPUS CHRISTI 2019

Corpus Christi, celebrado el pasado sábado 22 de junio, reunió como cada año a las instituciones educativas católicas, resignificando la importancia que reviste el ‘Cuerpo de Cristo’, en una fiesta de la Iglesia católica en que se vuelve a celebrar la presencia de Cristo en la Eucaristía.

Con una tribuna vestida de celeste en su homilía, el obispo Martínez pidió a la comunidad “que se valorice la vida desde la misma concepción, y que tantas propuestas agresivas y violentas que hay contra la vida no puedan sostenerse. Además consideró que un ateo inclusive tendría que manifestar esta valoración de la vida desde la concepción porque esto lo manifiesta la misma ciencia, la genética. Como puede ser que en nuestros tiempos que se habla tanto de derechos humanos es posible que se niegue el derecho a la vida. Hay vida y es incuestionable. Cuando escuchamos esta cifra tan dolorosa en nuestra patria de que el 50% de los niños están bajo el nivel de la pobreza, esto nos duele porque esto va contra la vida. Como puede ser que nos gastemos entre  las coyunturas de la grietas, de las estrategias en este tiempo electoral, y no hablemos de un tema tan fundamental como es la vida que continua en los niños pobres, a veces castigados en la desnutrición y por ello ya no están en igualdad de condiciones para poder estudiar, para poder conseguir un trabajo, esto es vida también.

”El Instituto Superior Pedro Goyena se hizo presente desde las primeras horas de la tarde, acompañando a la vez el momento de procesión desde el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, hasta la Iglesia Catedral de la ciudad de Posadas. Como tal, la celebración del Corpus Christi implica un momento de encuentro de los católicos en que el cuerpo de Cristo es exhibido y acompañado por multitudes de fieles.

Nuestros alumnos se involucraron desde la actividad designada por los organizadores para nuestra institución; sin embargo fieles a nuestro lema institucional “Educar desde la verdad para la libertad”, hemos de transmitir a nuestros educandos que la procesión del Corpus no debe ser cosa de un día, ruido que se escucha y se olvida. Ese pasar de Jesús nos trae a la memoria que debemos descubrirlo también en nuestro quehacer ordinario. Junto a esa procesión solemne, debe estar la procesión callada y sencilla, de la vida corriente de cada cristiano, hombre entre los hombres, pero con la dicha de haber recibido la fe y la misión divina de conducirse de tal modo que renueve el mensaje del Señor en la tierra. No nos faltan errores, miserias, pecados, pero Dios está con los hombres, y hemos de disponernos para que se sirva de nosotros y se haga continuo su tránsito entre las criaturas.

Tenemos 11 invitados conectado(s)